Podríamos centrarnos en contar los éxitos de nuestro primer año de vida: Sold Out con el festival Tsunami, convirtiéndolo en el festival de música en Asturias, 25.000 personas en la Holi Peace de Gijón, las fiestas de electrónica, los Sold-Out con Live the Roof, todos los conciertos en Vitoria, Santander, Gijón y Oviedo, los diseños, las páginas web, las redes sociales de nuestros clientes y amigos… pero preferimos hablar de lo que de verdad importa: las vivencias.
La vida te puede cambiar en cuestión de segundos tanto para bien como para mal,  y siempre se tiene la oportunidad de convertir en bueno lo que de primeras puede parecer un fracaso; las grandes cosas no se consiguen de un día para otro, implican esfuerzo, y una una serie de valores personales que representan tan sólo una mínima parte de lo que necesita una empresa para crecer.
Es fundamental establecer unos buenos cimientos, creer en tu trabajo y contar con gente que está a la altura de las circunstancias y tienen ese “algo” que motiva e instruye, aún así las cosas no siempre salen bien, más en este negocio, donde muchas veces faltan la mayoría de esos valores.
Nuestro amor por la música, y la cultura en general, nuestras ganas de organizar eventos que demás de divertir, sean generadores de experiencias enriquecedoras, de movimiento cultural, económico y nuestra necesidad de estar al día dentro del mundo de la comunicación y el marketing, nos obligan a no acomodarnos  y a seguir esforzándonos por dar lo mejor de nosotros.
Desde el primer día para todo el equipo una de nuestras premisas ha sido trabajar sin perder de vista nuestros principios independientemente del éxito que tengamos.
En Grupo 360 nos preocupa la gente que nos vamos encontrando en el camino: por un lado nuestros socios y compañeros de profesión: promotores, técnicos, comerciales, artistas, agencias, managers, instituciones, empresas privadas… de los que tanto se aprende personal y profesionalmente, y por otro lado vosotros, los auténticos protagonistas de Grupo 360, el público que nos sigue, que acude a nuestros eventos, que unas veces nos aplaude y otras nos ofrece críticas que nos ayudan a mejorar y superarnos; sin vosotros nada de esto podría ocurrir.
Porque estamos convencidos de que creatividad requiere coraje, y como a nosotros nos excitan los retos, cada día nos levantamos con más ilusión que el día anterior y más empeño en hacer las cosas bien.
Damos la bienvenida al 2018 con una gran sonrisa y con nuevos proyectos que disfrutaremos juntos.
Gracias por acompañarnos…