El martes 6 de agosto era el turno de  Elefantes en los conciertos de la Terraza del Botánico que venían dispuestos como siempre a ganarse  a su público. El día empezó con abundante lluvia, más parecía otoño que agosto, pero el concierto se pudo disfrutar en su plenitud gracias a la preciosa carpa transparente instalada, que nos protegía de la lluvia, a la vez que nos permitía disfrutar del jardín, un entorno mágico para un concierto tan especial como el de la banda catalana.

Elefantes en el Jardín Botánico de Gijón
Elefantes en el Jardín Botánico de Gijón

Con las entradas agotadas desde una semana antes de la fecha de la actuación, una vez más, Elefantes supo encandilar a los allí presentes ofreciendo un concierto muy especial en un entorno único como es el jardín botánico de Gijón.

El concierto fue intenso y emocionante desde el primer tema, y el público vibraba escuchando temas actuales como «Cada Vez» o clásicos como «Azul». El primer momento álgido de la noche llegaba con la versión que Shuarma hacía del clásico de Mecano “Mujer contra mujer” o  el mensaje que guarda la canción «Agua», canción realizada con la colaboración de Manolo García, para contribuir al trabajo de Oxfam Intermón para llevar agua limpia a poblaciones que la necesitan en África.

Elefantes en el Jardín Botánico de Gijón
Elefantes en el Jardín Botánico de Gijón

Pero si tenemos que quedarnos con un instante del concierto para nosotros es sin duda la ovación que Jordi, el batería del grupo, recibió de público y compañeros celebrando su cumpleaños tras superar recientemente un cáncer.

Y es que la música de Elefantes, es una gran fiesta, un canto a la vida que al final del concierto se hizo más presente que nunca.

Fotos: jardín Botánico Atlántico de Gijón.